• Arquitectura, Residencial

    La Cima

  • Arquitectura, Residencial

    La Cima

  • Arquitectura, Residencial

    La Cima

  • Arquitectura, Residencial

    La Cima

    La Cima

    Residencial

    RETO: Diseñar una vivienda sostenible que se adapte a la topografía natural del terreno y que asegure el confort térmico en cada uno de los espacios interiores.

    SOLUCIÓN: : Diseño de paneles calados en las fachadas expuestas al sol y salitre, que permitan el ingreso de iluminación controlada y a su vez asegure la ventilación cruzada en el interior.

    La Cima es una vivienda de 340 m2 , ubicada en la Sierra Nevada de Santa Marta a una altura de 1800 msnm. Su emplazamiento responde a la idea de proyectar una construcción que se integre al paisaje sin alterar las condiciones del entorno natural existente y donde la visual directa al mar sea predominante. Por esta razón, se encuentra orientada a 65° hacia el oeste con visual directa a la ciudad de Santa Marta y el Rodadero; en sentido este-oeste se divisan las montañas de la sierra que sirven de cerramiento junto con la vegetación para generar privacidad a las zonas sociales y de terraza.

    En el proyecto se entiende el entorno natural como una envolvente del espacio, por lo que se aprovecha en sentido norte la pendiente del terreno para generar una zona a doble altura, desde donde el usuario puede disfrutar de una vista de 180° del paisaje; solo se interviene un 5% de la topografía y no se afecta ningún árbol existente. Los materiales seleccionados para la construcción son en su mayoría de origen local y de bajo mantenimiento como la piedra natural utilizada para fachadas y caminos de acceso y la madera teca en revestimientos interiores.

    El sistema estructural, compuesto por perfiles PVC y concreto también cumple con procesos de fabricación sostenibles ya que son productos 100% reciclables y con mínimos índices de huella ambiental durante su fabricación. A su vez, para asegurar la eficiencia energética en la vivienda, se disponen en la cubierta de paneles solares capaces de generar el 100% de la energía necesaria para el normal funcionamiento del espacio. A nivel formal y funcional el diseño se genera bajo las premisas de sostenibilidad, considera el clima característico de la zona y el asoleamiento para regular térmicamente el interior de la vivienda. Bajo el concepto de efecto invernadero se aprovechan las grandes fachadas de vidrio que permiten el ingreso de la radiación solar al interior, la cual se almacena en pisos, muros y objetos generando así ambientes más cálidos en las horas de la noche. Adicional, se proyectan en la cubierta claraboyas mecánicas para asegurar la ventilación cruzada en la parte superior de la vivienda cuando ingresan las brisas predominantes del norte.

    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin

    Relacionados

    ESP